• Costaría 375 mil pesos retirar chicles pegados sólo de la calle Francisco I Madero: Ramos Arreola

• En el Centro Histórico se contabilizaron más de 200 mil chicles incrustados en el piso

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Teresa Ramos Arreola propuso multar con $1,689 hasta por $16,898 a quien arroje chicles o goma de mascar en la vía pública, debido a su alto riesgo sanitario y ambiental, además del elevado costo que implica quitar los que están pegados al suelo.

En tribuna, la diputada destacó que el 20 por ciento de la superficie del Centro Histórico, está repleto de chicles, tan solo en la calle Francisco I. Madero, se han llegado a contabilizar hasta 150 mil chicles sellados en el piso y en las zonas con más densidad de chicles pegados en el suelo, se han contabilizado hasta 75 por cada metro cuadrado.

Ramos Arreola subrayó que el problema de los chicles arrojados al suelo es muy grave por lo que el Gobierno de la Ciudad de México debe destinar brigadas especiales de trabajadores, quienes con sistemas de alta tecnología holandesa-alemana retiran una a una las gomas de mascar incrustadas en el pavimento.

PARTIDO VERDE